Miércoles, Octubre 1, 2014 
A- A A+
Consultar información pública

Ley de Impuesto Sobre la Renta - Ley de Impuesto Sobre la Renta


CAPÍTULO III

DE LAS RETENCIONES


Art.57.- La retención del Impuesto es el acto mediante el cual el sujeto responsable de la obligación tributaria sustantiva está en la obligación de hacer por mandato de la ley o por requerimiento de la Dirección General, la rebaja en la proporción debida, de la remuneración pagada así como enterar dentro del plazo legal, las sumas retenidas.


Art.58.- La retención se efectuará en todo caso en el momento de hacerse el pago en cualquiera de sus formas o de acreditarse la renta o en el momento de entregarse el premio.

Cuando el pago se haga por operaciones contables se tendrá como fecha de pago la de la contabilización respectiva.


Art.59.- En el concepto de servicio permanente definido en el Art.64 de la ley, se comprenderán además las remuneraciones pactadas no solo a tiempo completo sino también las de tiempo parcial, considerándose como parcial los medios tiempos, horas clase, horas médicos, y similares.


Art.60.- Están sujetas a retención toda clase de remuneraciones, incluyendo por tanto salarios, sueldos de tiempo completo o de tiempo parcial, compensaciones adicionales como sobresueldos, horas extras, dietas, gratificaciones, primas, comisiones, bonificaciones, gastos de representación y cualquier otra compensación por servicios personales sea que se paguen en efectivo, en especie o mediante operaciones contables, así como las remuneraciones que se continúen percibiendo durante las licencias o ausencias por enfermedad y cualquier prestación que se pague a las personas naturales no domiciliadas comprendidas en el Art.10 de la ley de acuerdo a las tablas de retención.

Cuando el pago o remuneración consiste total o parcialmente en la entrega de productos, frutos, alojamiento, alimentación o cualquier otra compensación en especie, éstos se computarán al precio de mercado a la fecha en que se entregue como valor de la remuneración.

Cuando el pago se verifique totalmente en especie, el agente de retención hará los arreglos necesarios con el interesado, a fin de poder retener para enterar el Impuesto.


Art.61.- No están sujetos a retención los ingresos no gravables y los productos o utilidades excluidos del concepto de renta a que se refieren los Art.3 y 4 de la ley, así como las remuneraciones de carácter temporal que obtengan las personas naturales por la recolección de productos agrícolas de temporada; los anticipos o reembolsos que se hagan al trabajador por concepto de gastos de viaje, necesarios para desempeñar a cabalidad su trabajo. Para este último efecto, el agente de retención deberá discriminar del pago la cantidad correspondiente a estos anticipos o reembolsos.

No están sujetas a retención las cantidades percibidas que por Decreto Legislativo gocen de tal beneficio.


Art.62.- Para los efectos de la retención a que se refiere el inciso 2o. del Art.58 de la ley, bastará el requerimiento por escrito de la Dirección General al agente de retención para que éste quede obligado a retener una parte de las rentas del contribuyente moroso, para lo cual en el requerimiento se expresará el nombre completo, Número de Identificación Tributaria, monto del adeudo principal y multas por infracciones cometidas y la cantidad que deberá retener y desde cuando. La retención a que se refiere este artículo, se hará sin perjuicio de proceder ejecutivamente conforme el art.89 de la ley.


Art.63.- Por período de pago se entiende que es el mes calendario en el que regularmente el agente de retención paga ordinariamente la remuneración sea ésta total o parcial.


Art.64.- Las cantidades retenidas deberán ser enteradas al colector respectivo, dentro de los diez días hábiles que inmediatamente sigan al vencimiento del período de pago en que se efectúa la retención.

Cuando se trate de remuneraciones pagadas por día, por período especial, semana o quincena, el agente de retención deberá consolidar en períodos mensuales, las respectivas retenciones, debiendo proceder a su entero obligatoriamente dentro del término general establecido en el Art.62 de la ley.

Al efectuar el entero de las sumas retenidas el agente de retención presentará al respectivo Delegado Departamental de la Dirección General, la correspondiente declaración jurada en el formulario que para ese efecto proporcionará la misma oficina.

La Dirección General dictará cuando lo crea oportuno las medidas administrativas para el cumplimiento adecuado de las obligaciones formales de los agentes de retención.


Art.65.- Todo agente de retención está obligado a dar comprobante al contribuyente, en papel simple por las cantidades retenidas, en el que se exprese el concepto del pago, el monto de la remuneración, el monto de lo retenido, los datos relativos a la computación de efectivo, cuando se trate de rentas en especie y el nombre y domicilio del contribuyente.

Cuando se trate de retenciones en remuneraciones por servicios de carácter permanente, el agente de retención está obligado a dar al titular de la remuneración, a más tardar un mes después de que a éste se le haya efectuado la última retención del año, una constancia que indique en resumen: El total de las remuneraciones pagadas, el período cubierto por ellos y el monto total retenido.


Art.65-A.- Para los efectos de la aplicación del 2% en concepto de retención sobre las remuneraciones por la prestación de servicios profesionales eventuales a que se refiere el Art.66 de la Ley, se establece como base mínima sujeta a retención, toda remuneración que exceda de MIL COLONES. (1) (3) Véase NOTA al final del Reglamento.

 

TÍTULO V

DEVOLUCIONES Y COMPENSACIONES


Art.66.- Cuando se trate de contribuyentes personas naturales domiciliadas, cuyos ingresos provengan exclusivamente de salario, en las cuantías determinadas por la Ley; tendrán derecho a la devolución de las cantidades retenidas. Para tal efecto, deberán presentar la solicitud respectiva; sin perjuicio de la verificación que pueda hacer la Dirección General, de que el Agente de Retención ha efectuado los enteros de las cantidades retenidas. (2)


Art.67.- En los casos en que cuando las sumas enteradas a cuenta del impuesto excedan lo que conforme a la ley corresponda, o cuando la persona a quien se le hizo la retención no tuviere capacidad contributiva, la Dirección General previo informe de que las sumas que se pretende devolver han ingresado al fondo general, de oficio o a petición, dictará resolución ordenando se devuelva al interesado el excedente.

Dictada oficiosamente por la Dirección General, la resolución que ordena la devolución de sumas retenidas en exceso en concepto de este impuesto, la Dirección General de Tesorería procederá a devolver las cantidades ordenadas dentro de los sesenta días siguientes a la fecha en que se notifique la resolución respectiva.

Cuando se trate de devolución de cantidades retenidas en exceso solicitadas por contribuyentes, la Dirección General deberá resolver si procede o no la devolución, previo informe de la Dirección General de Tesorería, de que dichas sumas han ingresado al fondo general, dentro de los 120 días siguientes a la fecha de presentación de la solicitud por el interesado, ordenada la devolución ésta se hará efectiva conforme lo señala el inciso anterior.

En la misma forma se procederá cuando se trate de multas e intereses pagados, cuando la cuantía de lo pagado sea disminuida por resolución firme.

Art.68.- La Dirección General compensará de oficio con conocimiento del interesado, los saldos acreedores provenientes de impuestos internos, con los saldos deudores del mismo, comenzando con los más antiguos y siempre que los pagos hubieren sido hechos en efectivo.

Caso de que la compensación arroje un remanente a favor del contribuyente, la Dirección General podrá acreditarlo a futuras obligaciones fiscales y en última instancia ordenará su devolución conforme a las reglas generales.


TÍTULO VI

DE LA PRESCRIPCIÓN Y DE LA CADUCIDAD


DE LA PRESCRIPCIÓN

Art.69.- Por prescripción, para efectos de la Ley de Impuesto sobre la Renta se entenderá, la imposibilidad de la Dirección General de reclamar al deudor moroso, el principal y sus accesorios, por no haber ejercido sus acciones y derechos dentro del plazo que la ley manda.

La prescripción opera en contra del Fisco, después de 10 años a partir del día en que debió ejercerse la acción o derecho de reclamación, contados de la manera siguiente:

1) Cuando se trate del impuesto autoliquidado por el contribuyente, a partir del día siguiente a aquel en que concluyó el término legal o el de su prórroga para pagar; y

2) Cuando se trate de la liquidación oficiosa o de imposición de multas aisladas, determinadas por la Dirección General, a partir del día siguiente al vencimiento del plazo para el pago.


Art.70.- Para que opere, la prescripción deberá ser alegada por el interesado, y en todo caso, será la Dirección General la única facultada para declararla y que produzca sus efectos.

El escrito en que se alegue, debe ser acompañado de las certificaciones de los Juzgados de Hacienda y Fiscalía General de la República, de que no ha sido demandado ni se ha iniciado trámite para reclamar deudas tributarias, pero en todo caso, la Dirección General previo a resolver declarando o no la prescripción, verificará los extremos alegados por el interesado con los datos que consten en el expediente o en sus propios registros.

La prescripción opera tanto para lo principal como para lo accesorio que al momento de su reclamación por la Dirección General, hayan cumplido el requisito establecido por la ley.


Art.71.- La prescripción a que se refiere el Art.85 de la ley, no opera en los casos de agentes de retención que no han enterado las cantidades retenidas a los sujetos por las remuneraciones pagadas. La Dirección General podrá exigir en cualquier tiempo, al agente de retención la obligación de enterar las cantidades retenidas y no enteradas en su oportunidad, y podrá imponer la sanción correspondiente.


Art.72.- La prescripción opera contra el contribuyente cuando éste no ejerce su derecho de reclamación de las cantidades que le fueron retenidas en exceso o de las que pagó demás, después de transcurrir diez años contados a partir del día siguiente a los 180 días posteriores a la fecha en que concluyó el plazo legal o de su prórroga para presentar la declaración y liquidación.


DE LA CADUCIDAD

Art.73.- Por caducidad se entiende el vencimiento del plazo o término fatal que la ley otorga a la Administración Tributaria para ejercer su facultad fiscalizadora, requiere del simple transcurso del tiempo, no requiere alegación ni declaración de la autoridad administrativa. Extingue la facultad de la Dirección General, de ejercer su derecho de fiscalización.

Para efectos de considerar la caducidad de 5 años a que se refiere el Art.120 numeral 1) infine de la ley, se entiende que no se ha presentado declaración de liquidación de impuesto, cuando ésta se presente después de 3 años contados a partir del último día del plazo ordinario o de su prórroga para presentarla.


Art.74.- Cuando la notificación del auto de fiscalización se hubiere efectuado dentro del término de la caducidad, y la resolución de liquidación oficiosa de impuesto emitida sea notificada fuera de dicho término, no producirá efecto alguno.


TÍTULO VII

DEL COBRO COACTIVO


Art.75.- Por cobro coactivo del impuesto en mora se entenderá la serie de acciones administrativas realizadas por la Dirección General, con el objeto de reclamar al deudor tributario el cumplimiento efectivo del pago del adeudo, tanto de lo principal como de la accesorio.

Para los efectos del inciso anterior, la Dirección General aplicará el siguiente procedimiento:

1) Verificado el incumplimiento de la obligación, hará el reclamo por escrito al contribuyente, su representante o apoderado, en el lugar que aparece señalado para tal efecto, conforme al Art.98 de la ley;

2) Pasados que sean quince días calendario sin que el contribuyente haya atendido la reclamación anterior, le enviará nuevamente una segunda reclamación por escrito que tendrá calidad de citatorio para que el contribuyente comparezca ante la Dirección General y defina la forma en que efectuará el pago. El plazo para comparecer a esta citación será de diez días hábiles;

3) Si el contribuyente comparece a la cita a la que se refiere el numeral anterior y manifiesta la forma en que cumplirá el pago de su adeudo, la Dirección General podrá aceptarla y concederle hasta un plazo máximo de seis meses para pagar, o bien optar por sistema de retención en la fuente cuando el contribuyente no ofrezca suficiente seguridad del cumplimiento de sus obligaciones;

4) Si el contribuyente moroso no concurra a la cita, o si habiendo concurrido no se allanare al pago, o aun si habiendo llegado a un acuerdo incurre en mora en el pago de las cuotas autorizadas, o no se pueda hacer efectiva la retención requerida, la Dirección General, pedirá mediante nota, al Director General de Tesorería, que le certifique el adeudo correspondiente;

5) Recibida la nota de la Dirección General de Impuestos Internos, el Director General de Tesorería, dentro de los cinco días subsiguientes certificará el adeudo a que se refiere la solicitud y lo enviará a la Dirección General sin ninguna dilación;

6) Recibida la certificación de deuda, la Dirección General, la remitirá a la Fiscalía General de la República para que sin ningún otro trámite proceda a efectuar el cobro por vía judicial, incoando con la debida diligencia la demanda ejecutiva ante cualesquiera de los Juzgados Generales de Hacienda; y

7) Planteada la demanda judicial, la Dirección General podrá en todo momento antes del remate, aceptar pagos parciales a cuenta de la deuda del contribuyente demandado y enviará nueva certificación de deuda al juez que conozca para que considere dicho abono en la liquidación que resulte remate de los bienes embargados.


Art.76.- Si la Dirección General de Tesorería estima que la acción administrativa realizada por la Dirección General de Impuestos no ha sido eficaz para lograr el cumplimiento del pago por el contribuyente moroso, deberá enviar directamente al Fiscal General de la República, con conocimiento de la Dirección General, certificación del adeudo, para que el Fiscal General, sin ningún trámite previo, proceda con la sola certificación, a tramitar las diligencias ejecutivas ante cualquiera de los Jueces de Hacienda.

En el caso del artículo anterior y en el del presente, el Fiscal General, deberá actuar diligentemente y sin dilación alguna con el objeto de que el interés fiscal sea satisfecho preferentemente.


TÍTULO VIII

DEBERES DE LOS SUJETOS


CAPÍTULO I

OBLIGACIÓN DE INFORMAR


Art.77.- En el caso del inciso tercero del Art.90 de la ley, deberán presentarse los documentos siguientes: certificación del punto de Acta de Asamblea General y escritura original, o fotocopia certificada por notario, del cambio de situación.


Art.78.- La obligación del liquidador de una sociedad, no sólo se refiere a hacer efectivo el pago del impuesto y sus accesorios, sino también a proporcionar todo tipo de información relacionada con los ingresos obtenidos por la sociedad, en los últimos 3 ejercicios impositivos, así como a la forma de distribución de las utilidades a los socios o en relación con los aportes de cada uno o adquisición de bienes y toda otra información relacionada con la administración del Impuesto de la sociedad que se liquida.


Art.79.- Se entenderá por requerimiento, el acto por el cual la Dirección General, se dirige al contribuyente en forma escrita para que éste proporcione la información necesaria sobre su actividad o cumpla con sus obligaciones fiscales.


Art.80.- La información que debe enviarse a la Dirección General cuando se hayan distribuido dividendos o utilidades, por una sociedad, debe comprender:

a) La cantidad que en concepto de dividendos o utilidades le correspondió a cada socio o accionista;

b) La cantidad que recibió el socio o accionista, después de la o las retenciones que se hubieren efectuado; y

c) Cualquier otra información que la sociedad estime necesaria al proporcionar dicha información.


CAPÍTULO II

DE LA CONTABILIDAD FORMAL,

REGISTROS ESPECIALES O INVENTARIOS


Sección Primera

Disposiciones Comunes a la Contabilidad

Formal y a los Registros Especiales

Art.81.- La contabilidad formal y los registros especiales deberán acomodarse a la naturaleza de las operaciones del contribuyente y complementarse con los libros auxiliares necesarios para establecer con suficiente orden y claridad el monto de los ingresos, el de los egresos y cualquier otra información necesaria para la determinación de la renta neta.

Los asientos se harán por riguroso orden cronológico, en idioma castellano y expresados en moneda nacional.


Art.82.- Las operaciones serán asentadas a medida que se vayan efectuando, y sólo en casos excepcionales, justificados ante la Dirección General, podrá permitirse un atraso mayor de dos meses, para efectos fiscales.

Los asientos deberán justificarse por medio de sus respectivos comprobantes, los que se conservarán legajeados y ordenados correlativamente.


Art.83.- Deberán clausurarse los libros que hayan estado en uso y ser sustituidos por otros, siempre que haya cambio en la organización del sujeto del impuesto, como: fusión, absorción o disolución de la sociedad siguiendo las operaciones a cargo de terceros aunque hayan sido socios; extinción de una empresa que lleva su propia contabilidad para el aporte de sus bienes en la constitución de una sociedad, y en todos los casos en que de alguna manera se transforme esencialmente la estructura del sujeto del impuesto, excepto en el caso de fallecimiento de la persona natural titular de empresa.


Art.84.- Las depreciaciones de los bienes dedicados a la producción de ingresos computables se anotarán minuciosamente y detalladamente por medio de registros pormenorizados, debiendo contener, por lo menos, la siguiente información: ESPECIFICACIÓN DEL BIEN, VALOR A DEPRECIAR, FECHA EN QUE COMIENZA A USARSE, PERÍODO DE VIDA ÚTIL, MEJORAS, ADICIONES, CUOTA DE DEPRECIACIÓN, SALDO POR DEPRECIAR, RETIRO, ENAJENACIÓN, y todos los datos que la naturaleza del bien exija.


Art.85.- Cuando el contribuyente obtenga ingresos gravables, deberá registrarlos en forma analítica para hacer la diferenciación de unos y otros, a efecto de la determinación correcta del Impuesto.


Sección Segunda

De la Contabilidad Formal

Art.86.- Se entiende por contabilidad formal la que, ajustándose constantemente a uno de los métodos generalmente aceptados por la técnica contable, como apropiado para el negocio de que se trate, es llevada en libros autorizados en legal forma.


Art.87.- Los contribuyentes que tengan sucursales o actividades de diversa índole, deberán elaborar estados financieros consolidados que abarquen todos sus negocios.


Art.88.- El contribuyente adoptará el sistema de contabilidad, los libros y la nomenclatura de las cuentas, que según su criterio sean los más adecuados para registrar las operaciones que su tipo de negocio requiera, siempre que se ajusten a la técnica contable y sean suficientes para reflejar fielmente su capacidad contributiva.


Art.89.- El estado de Pérdidas y Ganancias será formulado de modo que demuestre las cifras correspondientes a las ventas totales y al costo de la mercadería o productos vendidos. Los gastos de operación serán clasificados bajo los títulos de Gastos de Ventas, Gastos de Administración y Gastos Financieros, con detalles de las subcuentas respectivas y sin perjuicio de la discriminación que se emplee en el formulario de declaración.

En el Balance General clasificará las cuentas de Activo, Pasivo y Capital de conformidad al catálogo de cuentas adoptado, incluyendo en la sección clasificadora del capítulo, las cuentas para Reserva de Depreciación, deduciendo a sus activos respectivos elementos constitutivos, en la sección correspondiente al Capital, las respectivas cuentas representativas, debidamente clasificadas.

Estos estados así rendidos por el contribuyente para efectos del impuesto, deben estar en completo acuerdo con su contabilidad, y deberán ser firmados por él o su representante legal, y además por el encargado de la contabilidad, excepto cuando sea el propio contribuyente quien lleve la contabilidad, en cuyo caso bastará su firma o la de su representante.


Sección Tercera

De los Registros Especiales

Art.90.- El Presente y los artículos siguientes establecen disposiciones específicas para determinados contribuyentes, relativas a la obligación de llevar registros especiales ya sea en forma manual, mecanizada o computarizada.

COMERCIANTES. Al principio de cada ejercicio o período impositivo asentarán con claridad todo sus bienes, derechos y obligaciones.

Durante el desarrollo de sus operaciones registrarán con claridad y detalle las compras y ventas, ya sean al contado o al crédito, los cobros y pagos, y harán al final de cada ejercicio una liquidación de sus operaciones para poder declarar sus rentas en la época que la ley señala.

Los importadores llevarán, además, un registro de costos y retaceos de las compras que correspondan al ejercicio que se declara.

Los que se ocupan de la compraventa de acciones, bonos y otros valores mobiliarios, deben llevar por separado un registro especial de esta clase de operaciones, en el que harán constar la cantidad, el número, la serie, la denominación, la naturaleza, el valor nominal, la cuantía del dividendo o del interés que produce el título, el precio de compra y el de venta de todos los valores con que comercien; el nombre y dirección del vendedor y del comprador y la utilidad obtenida. Los asientos se harán el día que se realice la operación.

Los representantes de casas extranjeras llevarán los registros necesarios para sus operaciones y deben demostrar por lo menos los datos siguientes: fecha de orden, nombre y dirección del cliente que hace el pedido, nombre y dirección de la casa representada, naturaleza de los géneros vendidos, valor y comisión correspondiente a cada pedido y todos los datos que permitan la fácil determinación de la renta.


Art.91.- AGENTES ADUANALES. Llevarán registro pormenorizado de los servicios que presten a la clientela, indicando fecha, nombre, domicilio y residencia del cliente, naturaleza del servicio prestado, número de póliza o registro en que intervienen, cantidad cobrada por el servicio.

Registrarán también los egresos necesarios para la presentación de los servicios en una forma detallada y precisa a fin de que pueda determinarse con facilidad la renta neta.


Art.92.- INDUSTRIALES. Llevarán además de su registro de ingresos y egresos, otro de costos de la materia prima, de los artículos elaborados y de los artículos semi-elaborados.

 

Art.93.- PROFESIONALES LIBERALES, ARTES Y OFICIOS. Los que ejerzan profesiones, artes y oficios llevarán un registro de sueldo si lo tuvieren, y de los honorarios, con expresión de: fecha en que se percibió el ingreso, nombre y dirección de la persona que hizo el pago, naturaleza del trabajo desempeñado o del servicio prestado, valores percibidos y todos los datos que en cada caso particular exija la fácil determinación de la renta. Registrarán además los egresos necesarios para la producción de la renta, como son la compra de libros de carácter científico y depreciaciones del equipo, según la profesión, arte u oficio que ejerzan; alquiler del local para bufete, clínica, etc., sueldos de empleados y gastos de escritorio y otros que en el desempeño de sus actividades sean necesarios, indicando la fecha, nombre, domicilio y residencia de la persona a quien se pagaren los alquileres o sueldos, monto pagado y todos los datos que fueren necesarios para la determinación de los gastos que han de deducirse en el cómputo de la renta neta.


Art.94.- AGRICULTORES. Llevarán los registros necesarios de los distintos productos, indicando extensión de las tierras cultivadas, clase de cultivo, cantidad de productos cosechado, cantidad percibida por su venta, lo mismo que un control de los ganados y sus productos y de toda clase de ingresos que por cualquier concepto obtenga. Registrarán también los gastos necesarios para la producción, indicando los pagos por terrajes, pastajes, jornales, etc. depreciación de la maquinaria y enseres y de los animales de trabajo.


Art.95.- GANADEROS. Llevarán además de lo indicado en el Artículo anterior en lo que le corresponda, un registro de las compras y de las ventas de ganado con expresión de: fecha de la compra o de la venta, cantidad, sexo, edad, clase, sangre, variedad, precio de compra o de venta, y el nombre, domicilio, residencia del vendedor o comprador, según el caso.

También llevarán un registro de la procreación, con especificación de cantidad, edad, sexo de las crías, asignándoles su valor conforme lo prescrito en el Art.98 No.5 del Reglamento.


Sección Cuarta

Inventarios

Art.96.- Todo contribuyente que obtenga ingresos gravables de la manufactura o elaboración, transformación, producción, extracción, adquisición o enajenación de materias primas, mercaderías, productos o frutos naturales, o cualesquiera otros bienes, nacionales o extranjeros, de los cuales mantenga normalmente existencias al final del ejercicio, está obligado a practicar inventario al comienzo del negocio y al final de cada ejercicio impositivo.

El inventario de cierre de un ejercicio regirá para el próximo venidero para el efecto de establecer la comparación entre el monto de las existencias al principio y al final de cada ejercicio o período impositivo.


Art.97.- Los inventarios deben consignarse agrupando los bienes conforme a su naturaleza, con la especificación necesaria dentro de cada grupo, indicándose claramente la cantidad, la unidad que se toma como medida, la denominación del bien y sus referencias; el precio de la unidad y el valor total de las unidades. Deben expresarse las referencias del libro de "costos", de "retaceos", o de "compras locales" de donde se ha tomado el precio correspondiente.


Art.98.- El valor de los bienes se consignará en el inventario utilizando cualesquiera de los siguientes métodos, a opción del contribuyente, siempre que técnicamente fuere apropiado al negocio de que se trate, aplicando en forma constante y de fácil fiscalización:

1) Para las mercancías compradas en plaza o importadas.

COSTO DE ADQUISICIÓN, o sea el valor principal aumentado en todos los gastos necesarios hasta que los géneros estén en el domicilio del comprador, tales como fletes, seguros, derechos de importación y todos los desembolsos que técnicamente son imputables al costo de las mercaderías;

COSTO SEGÚN ÚLTIMA COMPRA, es decir, que si se hubieren hecho compras de un mismo artículo en distintas fechas y a distintos precios, la existencia total de estos bienes se consignará con el costo que hayan tenido la última vez que se compraron.

COSTO O MERCADO, EL QUE SEA MÁS BAJO, es decir, que comparado el costo de adquisición con el valor de mercado a la época del inventario al artículo se le aplicará el que resulte menor.

COSTO PROMEDIO POR ALIGACIÓN DIRECTA, el cual se determinará dividiendo la suma del valor total de las cinco últimas compras entre la suma de unidades que en ellas se hayan obtenido;

2) Los contribuyentes que elaboren mercaderías aplicarán el costo de producción para los artículos elaborados y los artículos que a la fecha de liquidación estén semielaborados, serán valuados razonablemente de acuerdo con su estado de elaboración;

3) Las materias primas serán asignadas al costo de adquisición. Cuando la materia prima provenga de la explotación hecha por el mismo contribuyente, el costo se determinará sin considerar los gastos de exploración y perforación;

4) Para los frutos y productos agrícolas se determinará el costo sumando el alquiler de tierras, el importe de fertilizantes, semilla, estacas o plantas; los salarios y manutención de peones, alquiler y pastaje de animales destinados a los fines de explotación; el importe de lubricantes, combustibles, y reparación de maquinarias, y todos los gastos que se hagan para la obtención de los frutos o productos hasta que estén en condiciones de venderlos; y

5) El ganado de cría será consignado al precio que tenga al mayoreo y al contado en el mercado de la región.

El ganado de engorde será valuado optando o bien por el costo de adquisición, o bien por el precio que tenga al mayoreo y al contado en el mercado de la región.


Art.99.- El contribuyente no podrá consignar en el inventario el valor de los bienes por métodos diferentes a los enumerados en el artículo anterior, si no es con la previa autorización de la Dirección General y siempre que se trate de un método que a juicio de ésta aporte elementos de apreciación claros y además fehacientes al alcance de la misma Dirección.


Art.100.- La Dirección General podrá impugnar el inventario y adoptar el método que considere más adecuado a la naturaleza del negocio.


Art.101.- Adoptado un método, el contribuyente no podrá cambiarlo sin la previa autorización de la Dirección General.


TÍTULO IX

DE LAS SANCIONES


Art.102.- Las infracciones cometidas a las disposiciones contenidas en la Ley de Impuesto sobre la renta, este Reglamento y demás disposiciones internas emanadas de la Dirección General, referente al impuesto que aquí se dice, sólo podrán ser impuestas por la Dirección General y no podrán aplicarse otras que no estén expresamente señaladas en la ley.

Las sanciones a que se refiere la ley son por naturaleza administrativas, excepcionalmente de carácter penal, se clasifican en dos categorías:

a) Regladas: la sanción está predeterminada y es aplicable directamente sin más consideración que la realización de los supuestos previstos en la ley; y

b) Discrecionales: la sanción está enunciada y se aplica previa consideración de circunstancias atenuantes o agravantes que concurran en la realización de los supuestos previstos en la ley.


Art.103.- La declaración extemporánea hecha por el obligado tributario, sea que tenga o no capacidad de pago, será sancionada con la multa a que se refiere el Art.99 de la ley sin necesidad de resolución y la impondrá el Delegado Departamental al momento de su recepción, debiendo incorporar el monto respectivo en el Mandamiento que elabore el propio contribuyente.


Art.104.- La Dirección General, para estimar leve una infracción cometida por el contribuyente y pueda disminuir o eximir de sanción al infractor, tomará en cuenta las siguientes circunstancias:

a) la no reiteración en la comisión de infracciones;

b) la no reincidencia en la comisión de infracciones;

c) la cuantía del impuesto evadido o tratado de evadir;

d) las circunstancias en las cuales se cometió la infracción;

e) la circunstancia de caso fortuito o fuerza mayor; y

f) cualquiera otra circunstancia que la Dirección General estime como determinante para atenuar la sanción.

Las circunstancias anteriores serán apreciadas discrecionalmente por la Dirección General, pudiendo considerar otros elementos que a juicio de la misma oficina permitan una justa aplicación de la ley al caso específico de que se trate.


Art.105.- Para la aplicación de las sanciones a que se refiere el Art.99 de la ley y en los casos en que se hubiere hecho retención y entero de impuesto, la sanción recaerá únicamente sobre la porción del impuesto que no hubiere sido retenido o enterado.


Art.106.- Para los efectos de la aplicación de las sanciones que establece al Art.105 de la ley, cuando en una fiscalización oficiosa se haya comprobado incumplimiento de las obligaciones formales de retener o enterar, se aplicará lo dispuesto en los incisos 1o. y 2o. de dicho artículo.

Cuando el agente de retención no haya sido objeto de fiscalización y cumpla voluntariamente con sus obligaciones formales fuera del tiempo legal, se aplicará lo dispuesto en el inciso 3o. del Art.105 de la ley.


Art.107.- Cuando las sociedades obligadas al pago o anticipo a cuenta, no enteraren en el plazo respectivo lo que corresponde en tal concepto, se le aplicarán las sanciones que establece el Art.105 de la Ley, según el caso. (2)


TÍTULO X

DE LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA

CAPÍTULO I

COMPETENCIA


Art.108.- Compete a la Dirección General, la potestad de Administrar la aplicación de la Ley de Impuesto sobre la Renta de una manera general y obligatoria, comprendiendo por lo tanto las funciones de: registro y control de los sujetos pasivos o contribuyentes obligados al pago del impuesto, registro y control de los cumplimientos tributarios tanto de los contribuyentes como de los obligados formales, de la fiscalización de las liquidaciones hechas por los contribuyentes; de las liquidaciones oficiosas del impuesto, de la aplicación de sanciones, de la concesión de plazos para el pago del Impuesto, de la gestión administrativa del cobro del impuesto y accesorios, de la gestión previa del cobro de la deuda tributaria por la vía judicial y, de cualquier otra función que en materia de impuesto sobre la renta le permita ejercer eficiente y técnicamente su función administradora.


Art.109.- Los actos administrativos dictados por la Dirección General o sus delegados excediendo sus atribuciones o en evidente contradicción de las disposiciones de la ley de Impuesto sobre la Renta y este Reglamento, son nulos y carecen de validez jurídica.


Art.110.- La Dirección General y sus dependencias cumplen una doble función: orientar a los contribuyentes en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y verificar dicho cumplimiento.

En cuanto a la función orientadora organizará las secciones necesarias para atender los requerimientos de información sobre la correcta aplicación de la ley y uniformar los diversos criterios que se dicten en instructivos y órdenes internas.

Las instrucciones, órdenes y criterios emanados de la Dirección General, podrán ser difundidos periódicamente y éstos serán de estricto cumplimiento en su aplicación desde el día de su aprobación por la Dirección General, quedando a criterio de ésta las eventuales modificaciones que pudieren hacérseles.


Art.111.- Cualquier contribuyente, su representante o apoderado, tienen la facultad de hacer consultas sobre aquellos aspectos de importancia tributaria vinculados con su actividad económica y la Dirección General tiene la obligación de evacuar tales consultas en un tiempo prudencial.


Art.112.- Es potestad de la Dirección General negarse a dar respuesta a consultas que no sean del contribuyente, cuando se trate de terceros que n o estén debidamente acreditados o autorizados para recabar datos de los expedientes que obren en su poder.

 

CAPÍTULO II

INFORMACIÓN Y REGISTRO


Art.113.- La Dirección General tiene potestad para requerir todo tipo de información vinculada con la renta, y egresos de un contribuyente, a los propios sujetos pasivos a sus representantes, apoderados o a los responsables formales y éstos están obligados a proporcionarla para efecto de verificar las respectivas declaraciones.


Art.114.- Los formularios de declaración y liquidación del Impuesto deberán ser contestados en los puntos pertinentes y el contribuyente está obligado a proporcionar toda información, justificando con los atestados necesarios y un detalle de sus ingresos y egresos.


Art.115.- La información a que se refiere el Art.95 de la ley, podrá ser proporcionada por medios mecánicos, electrónicos o magnéticos siempre y cuando garanticen el interés fiscal.


CAPÍTULO III

DE LA FISCALIZACIÓN


Art.116.- Antes de iniciar una fiscalización los auditores o peritos en su caso, darán aviso de ello por escrito al contribuyente.

Los auditores o peritos no podrán ser tachados o rechazados por el contribuyente, pero la Dirección General tendrá cuidado de que no tengan inconveniente alguno para realizar su trabajo con imparcialidad y justicia.

Para el cumplimiento de las funciones que les están encomendadas, los auditores o peritos harán uso de todas las facultades que las leyes y reglamentos respectivos les confieren, con equidad y justicia, debiendo ceñirse siempre a la verdad de sus investigaciones. Deberán pedir al contribuyente la exhibición de todos los documentos comprobatorios de sus ingresos, gastos de producción y conservación de su renta, y demás deducciones a que tenga derecho. En los términos prescritos por la ley, sus informes serán el reflejo de su criterio personal, siendo directamente responsables de los conceptos en ellos vertidos.


Art.117.- Cuando se trate de establecer la renta de bienes inmuebles rústicos, los auditores o peritos harán de ellos una relación que contenga:

a) Situación, extensión, medios de acceso a la propiedad y distancia a la población o centros de consumo más próximos; edificaciones y maquinaria; estado de las cercas y mantenimiento general de la propiedad;

b) Naturaleza y calidad de la tierra: topografía, partes secas, regables, húmedas, bosques, etc., calculando aproximadamente cada porción, ríos y nacimientos de agua;

c) Cultivos permanentes y temporales: procedimientos que se emplean en su explotación, cálculo de la producción, causas que influyen en la mayor o menor producción de los cultivos; y

d) Gastos de producción y su discriminación detallada y causas que han influido en los costos de producción.


Art.118.- Los contribuyentes que lleven contabilidad están obligados a presentar a los auditores cuando éstos los requieran, para el ejercicio que se fiscalice, siempre que proceda:

1) Los libros de contabilidad;

2) Los inventarios inicial y final de todos sus valores activos y pasivos.

3) El balance general de situación de sus negocios y el cuadro de ganancias y pérdidas a la fecha del cierre del ejercicio.

4) Balances de comprobación y saldos;

5) Balance de comprobación de libros auxiliares, para cofrontarlos con las cuentas del Libro mayor;

6) Una relación de documentos por cobrar y por pagar acciones, bonos, obligaciones, etc.; y

7) Las pólizas, facturas de compras y duplicados de las ventas, troncos de talonarios de cheques, ntratos, recibos por sumas pagadas, correspondencia comercial, etc.

Todos estos documentos deberán estar arreglados en relación con los períodos que comprenda cada ejercicio económico, por orden de fecha y asientos de la contabilidad, de manera que puedan examinarse fácilmente.


Art.119.- Cuando la determinación de la renta se fundamente en registros de contabilidad, los auditores están obligados a comprobar por todos los medios que juzguen procedentes, si se han asentado de conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias atingentes a todas las operaciones relativas al giro ordinario, extraordinario o eventual de los negocios del contribuyente.

Para los efectos de la inspección se reputará inexacta la contabilidad que no registre todas las operaciones efectuadas, cualquiera que sea su naturaleza o significado, que tenga señales de alteración o disimulo de la verdad, o falta de unidad en el sistema que le resten claridad a los registros, en cuyo caso, se procederá con arreglo a lo que al respecto establece la ley.


Art.120.- Si el contribuyente llevare contabilidad formal, los auditores deberán hacer un análisis del balance general, examinando detenidamente las cuentas de Activo y de Pasivo, principalmente las siguientes:

1) De Activo Fijo.- Las que se refieren a bienes inmuebles; créditos a largo plazo, maquinaria y equipo, y cualquiera otra inversión de carácter permanente. Forma en que están contabilizadas las cuentas, analizando las cuentas de depreciación. Manera de registrar las adiciones o mejoras hechas.

2) Las inversiones permanentes en acciones, bonos, créditos y otros valores mobiliarios, investigando el valor nominal, valor en el mercado e intereses o dividendos que producen;

3) Activos Circulantes.- Las cuentas de efectivo en Caja, en Bancos o en tránsito; créditos mercantiles, patentes y marcas; y valores de inmediata realización. Documentos por cobrar y cuentas por cobrar a corto plazo, confrontando los balances de libros auxiliares para comprobar los saldos y cerciorándose del último abono de estas cuentas, para establecer la posibilidad del cobro de los saldos, la solvencia de los deudores y determinar la proporción y la cuantía de la amortización de cuentas incobrables. Averiguar si los documentos con garantía colateral o cuentas con garantías subsidiarias están realmente protegidos y si pueden o no considerarse como incobrables; comprobar de que en las cuentas corrientes de clientes sólo se incluyen de esta naturaleza, para evitar que se amorticen por medio de ellas, pérdidas ajenas al negocio. Examinar la correspondencia en relación con estas cuentas ;

4) Fondos acumulado.- Cuentas de acumulación para depreciaciones, seguros, indemnizaciones, pensiones o jubilaciones a empleados, investigando su formación, tanto por ciento y objeto de la acumulación;

5) Inventario.- Hacer un análisis general comparativo con el o los anteriores; enterarse del método seguido y las medidas tomadas en su formación para asegurar su exactitud, haciendo las comprobaciones que crean eficaces; revisar las entradas de mercaderías o registros de otros valores en el almacén, comprobando los costos y valores originales de ellos asentados en los libros; y comparar las facturas de importación y exportación con los datos en poder de esta Dirección General;

6) Activos Diferidos.- Sumas pagadas por anticipado; gastos de organización e instalación descuentos y amortizaciones no vencidas, examinando cada una de las respectivas cuentas;

7) Otros activos que en cualquier forma aparezcan registrados en la contabilidad del contribuyente;

8) Investigar si no hay bienes, valores, fondos u otros elementos de activo del contribuyente fuera de la contabilidad, para determinar su verdadero estado financiero;

9) Capital.- Los aportes, cuantías, naturaleza y forma de pago. Acciones, valor nominal y valor en plaza, si son comunes o preferidas y el objeto de la emisión;

10) Pasivo.- Deudas Consolidadas: hipotecas y documentos a largo plazo; condiciones de los contratos y tipo de interés que se paga; destino de los préstamos;

11) Pasivo Circulante. Documentos y cuentas por pagar a corto plazo; impuestos Fiscales y Municipales; y cualquier otro pasivo de esta naturaleza;

12) Otras obligaciones a cargo del contribuyente registradas en los libros, examinando la naturaleza de la cuenta y el motivo del asiento. Confrontar los balances de libros auxiliares de documentos o cuentas por pagar. Revisar los estados de cuentas y la correspondencia de los acreedores;

13) Cualquier otro pasivo no comprendido en la enumeración anterior, siempre que los auditores lo consideren merecedor de estudio;

14) Si se tratare de una sociedad, examinar la escritura de constitución para enterarse de sus cláusulas y disposiciones principales; y

15) En todo caso se tomará en cuenta el informe del Auditor Externo, si lo hubiere.


Art.121.- El auditor deberá también cerciorarse si son correctos los resultados que expresan las cuentas de Pérdidas y Ganancias habidas en el ejercicio que se examina, debiendo analizar debidamente los ingresos y discriminar los gastos con el fin de comprobar si los primeros han sido registrados en su totalidad y si los segundos han sido necesarios en la producción de la renta y conservación de la fuente.

Para esto habrá que examinar por lo menos:

1) Cuentas de Productos.- Producciones permanentes o temporales, manufacturadas o agrícolas y del ejercicio del comercio, comisiones; Importación o exportación de mercaderías, métodos de venta y sistemas de pago. Características de la plaza; demanda y oferta.

Cerciorarse de que los ingresos han sido registrados en toda su diversidad y cuantía;

2) Cuentas de gastos.- Análisis de los gastos de producción, conservación y administración; materias primas, mano de obra, sueldos, transporte, reparaciones, mantenimiento de maquinaria y utilaje, gastos menudos, impuestos y contribuciones, comprobar que las rebajas por descuentos y las devoluciones de mercaderías están correctamente aplicadas y si son aceptables;

3) Depreciaciones.- Verificar la aplicación de los plazos de depreciación para ver si son correctos y si han sido aplicados de acuerdo con la ley, comprobando los cálculos aritméticos, y si estas depreciaciones han sido cargadas a gastos o llevadas a una cuenta especial. Examinar y calificar las reparaciones. La base para el cálculo de la depreciación será el costo total del bien, inclusive el de su instalación y transporte. A esta cantidad deberá sumarse periódicamente el costo de las mejoras y adiciones y deducirse el costo del bien que se venda o se ponga en desuso, o cualquier pérdida o daño que sufra que no se deba al desgaste gradual de su utilidad.

4) Cualquier otra fuente de ingreso o gastos de producción que por su cuantía y significado merezca estudio; y

5) Asientos de Ajuste.- Gastos pagados por anticipado o incurridos en un ejercicio y pagados en otro; productos cobrados por anticipado o devengados en un ejercicio y cobrados en otro; intereses, descuentos y comisiones pagados, cobrados o diferidos; rectificaciones, correcciones y cualquier otro ajuste que en una u otra forma afecte las utilidades.


Art.122.- Aunque la determinación de la capacidad contributiva del sujeto de impuesto se fundamente en registros de contabilidad, los auditores tendrán facultades para practicar inspecciones y avalúos en los bienes muebles o inmuebles que integren el patrimonio del contribuyente, a efecto de comprobar su producción y si tales bienes están apreciados en los libros en su valor real o comercial.

Si se tratase de una sociedad de capital, se hará la evaluación de todo el patrimonio y se dividirá el monto total que arroje éste entre número de acciones, para determinar el valor o parte alícuota de capital que corresponda a cada una.

Cuando se trate de una sociedad de personas, el patrimonio social se distribuirá en proporción a los aportes de cada socio.


Art.123.- Si el contribuyente no llevare contabilidad, el auditor, procederá a determinar directamente su capacidad contributiva, debiendo:

a) Inspeccionar los bienes inmuebles para establecer el valor y la producción de cada uno;

b) Si el contribuyente fuere comerciante o industrial, inspeccionar y visitar sus establecimientos para calcular la utilidad que obtenga en el comercio o la industria;

c) Investigar sobre los créditos, acciones, bonos o valores que el contribuyente tenga a su favor y la renta que le produce;

d) Informarse si fuera de la renta que le producen sus bienes o negocios, el contribuyente ejerce cualquier otra actividad personal que le produzca ingresos gravables; y

e) Averiguar si goza de alguna pensión o renta vitalicia.


Art.124.- En todo caso, el auditor rendirá un informe que comprenda:

a) Circunstancias en que llevó a cabo su trabajo; forma en que obtuvo la información y los datos proporcionados por el contribuyente;

b) Si se tratare de una sociedad, la relación de las principales cláusulas de la escritura social;

c) El desarrollo, organización y administración de los negocios del contribuyente;

d) Insertación del balance y cuadros de contabilidad del contribuyente o los que el auditor haya formulado con los datos dispersos obtenidos;

e) Relación ordenada de cada una de las fuentes de ingreso del contribuyente, haciendo constar detalladamente su naturaleza, estado de conservación y su volumen de producción;

f) Discriminación de los gastos y deducciones a que dé lugar la producción;

g) Exposición razonada de los fundamentos que le han servido de base para los cálculos de la renta y los gastos de producción;

h) Objeciones y reparos por gastos no admitidos por la ley y el presente Reglamento en la formación de la renta gravable;

i) Un resumen o cuadro de los ingresos que demuestre la renta gravable del contribuyente; y

j) Cualquier otra explicación, razonamiento o detalle que el auditor crea necesario insertar en el informe.


Art.125.- El auditor, al emitir su informe, agregará como anexo, lo siguiente:

a) Balance General y cuadro de Ganancias y Pérdidas si el contribuyente llevare contabilidad;

b) Los datos a que se refieren los Arts. 29, 30, 31 y 32 de la ley en lo que corresponda;

c) Un resumen relativo a los bienes inmuebles del contribuyente que no lleve contabilidad, con los datos siguientes: nombre de la propiedad, extensión, cultivo y renta que produce:

d) Un resumen relativo a los créditos hipotecarios, que exprese el capital, tanto por ciento de interés, plazo y la renta de cada uno;

e) Un resumen relativo a las acciones, bonos, títulos, documentos y cualesquiera otros valores mobiliarios, que contenga los datos siguientes: nombre del emisor, valor nominal, valor real, derechos que otorga, renta que produzca, etc.; y

f) Un cuadro de gastos de producción, si es posible, correspondiente a cada fuente, especificando la renta que los motiva, clase de gastos, el valor de éstos, porcentajes que resulte en relación con cada fuente de renta o con la renta obtenida global.


Art.126.- Cuando el auditor encuentre dificultades para llevar a cabo su trabajo por resistencia evasivas o negligencia del contribuyente, devolverá a la Dirección General las diligencias, haciendo constar por escrito y en forma pormenorizada las dificultades que le imposibilitaron para realizar debidamente su cometido. (1)


TÍTULO XI

PROCEDIMIENTOS


Art.127.- Se entiende como procedimiento administrativo aquella serie de actos y diligencias que emanan de la Dirección General, para obtener un resultado determinado en relación al cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones de los sujetos pasivos o deudores tributarios.


Art.128.- Toda actuación de la Dirección General deberá ser notificada de conformidad a los Arts.123 y 124 de la ley y los sujetos pasivos o representantes legales o apoderados deberán dar estricto cumplimiento a lo establecido en el Art.98 del mismo Cuerpo Legal.


Art.129.- Las declaraciones y liquidaciones de impuesto presentadas por los contribuyentes o por quien tenga la facultad de hacerlo, deberán ser acompañadas de los documentos que señalen los instructivos correspondientes.


Art.130.- Se tendrán por definitivas las resoluciones liquidatorias de impuestos o de imposiciones de multa, emitidas oficiosamente por la Dirección General cuando:

a) Se renuncie en forma expresa al término legal para recurrir en apelación; y

b) No se interponga recurso de apelación dentro del término de quince días hábiles contados a partir del siguiente a aquel de la notificación respectiva.


Art.131.- Para efectos procesales en materia de Impuesto sobre la Renta, se entenderá como resolución definitiva formal aquella en que, concluida la etapa de fiscalización oficiosa ordenada por la Dirección General, se ha tasado el respectivo impuesto y accesorios y ha sido legalmente notificada al contribuyente, y como resolución definitiva material aquella que ha quedado firme por no haber sido impugnada dentro del correspondiente plazo legal.


Art.132.- Las actuaciones de la Dirección General se notificarán al sujeto pasivo de la obligación tributaria sustantiva o al deudor tributario, cuando este último no sea sujeto pasivo, o en su defecto a las personas indicadas en los Arts. 123 y 124 de la ley, en su orden de prelación en el lugar señalado para tal efecto. Dichas notificaciones deberán hacerse en forma personal principalmente, pudiendo ser encontrados los destinatarios de la actuación de la Dirección General.


Art.133.- Cuando no sea posible realizar la notificación en la forma dicha en el artículo anterior, por no encontrarse al sujeto pasivo o contribuyente, a su representante legal, apoderado o responsable, ni a ninguna de las personas expresamente señaladas en la ley, o encontrándolas éstas se negaren a recibir la notificación, se dejará adherida a la puerta de la casa, oficina o lugar señalado para oír notificaciones, copia de la resolución o auto respectivo, la cual tendrá la calidad de esquela y en la que además se hará constar, el nombre del destinatario, dirección, fecha y hora de la fijación de dicha esquela.

En el caso planteado en el inciso anterior, la oficina correspondiente, el delegado de la Dirección General o el Alcalde Municipal del domicilio del sujeto pasivo, levantarán un acta donde conste que se ha verificado la notificación por medio de esquela y donde se exprese además las circunstancias en que se llevó a cabo la notificación.


Art.134. En todos los casos en que se deban notificar liquidaciones oficiosas de impuesto y accesorios, cuando se trate de personas naturales, jurídicas, sucesiones y fideicomisos, cuando no se encuentre al sujeto pasivo o su representante legal, apoderado, responsable formal, o persona alguna de las señaladas expresamente por la ley, o encontrándolas, se negaren a recibir el sobre cerrado que contiene la transcripción de la resolución o tasación liquidatoria respectiva, se fijará en la puerta de la casa, oficina o dependencia establecidas en el lugar señalado al efecto, una esquela en cuyo texto deberá de identificarse al destinatario de la notificación, la dirección, fecha y hora, debiendo consignarse expresamente lo siguiente:

"Queda depositado en la Dirección General de Impuestos Internos, a la orden de ____________, un sobre cerrado que contiene tasaciones liquidatorias de Impuestos sobre la Renta y sobre el Patrimonio, que a dicho (a) contribuyente le ha(n) sido determinada(s), para los ejercicios impositivos de: Renta, Ej. 19__, 19__ y 19__, Patrimonio, Ej. 19__,19__ y 19__".


Art.135.- En los casos de notificación por esquelas a que se refieren los dos artículos anteriores, se prevendrá en el texto de la misma que: "pasadas veinticuatro horas de la fijación de esta esquela se tendrá por hecha la notificación", además la advertencia, "y para que le sirva de legal notificación, firmó la presente en (domicilio), a las _________ horas y _________ minutos del día __________ de ______________ de ________________".

En todo caso deberá ser firmada por el delegado encargado de hacer la notificación.

En los casos de notificaciones de tasaciones a que se refiere el artículo 133 de este Reglamento se levantará un acta donde consten las circunstancias de cómo se verificó dicha notificación, expresándose que se verificó por medio de esquela, el lugar y fecha de su fijación y demás circunstancias.


Art.136.- El plazo para interponer el recurso de apelación que la ley faculta al contribuyente, cuando se trate de notificaciones por esquela de las liquidaciones, comenzará a contarse pasadas 24 horas de haber sido fijada ésta en la forma dicha en su caso.

Cuando se trate de notificaciones por edicto de las liquidaciones, el plazo para los efectos del inciso anterior, comenzará contarse, transcurridas que sean 72 horas. En ambos casos independientemente de la fecha en que la parte interesada consurra a la Dirección General o sus delegaciones a retirar los sobres o indagar sobre la actuación notificada.


TÍTULO FINAL

DISPOSICIONES GENERALES


Garantías

Art.137.- Para determinar el monto de la garantía a que se refiere el artículo 80 de la ley, y proceder a su otorgamiento y calificación, se observarán las siguientes reglas:

1) La cuantía de la caución ofrecida por el contribuyente, no podrá ser menor del monto más un medio de la cantidad que represente el total del impuesto complementario determinado por la Dirección General, más las multas e intereses correspondientes, determinados a cargo del contribuyente. Cuando se trate de impuesto firme, el monto de la garantía no podrá ser menor del duplo de la cantidad que represente el total del impuesto adeudado, más las multas e intereses correspondientes;

2) La Dirección General utilizará los medios que estime necesarios para apreciar la eficacia y suficiencia de la garantía ofrecida; y

3) Cuando la Dirección General estime eficaz y suficiente la garantía ofrecida por el contribuyente proveerá resolución razonada autorizando su aceptación.

La Dirección General dictará administrativamente las normas relativas a las formas y otros requisitos para el otorgamiento de los documentos dichos.


Art.138.- El depósito de dinero a que se refiere el Art.80 de la ley, se hará a favor del Fisco, en cualquier Colecturía del Servicio de Tesorería, debiendo informar quien recibe el depósito a la Dirección General, dentro de las siguientes 24 horas sobre la cuantía, ejercicios, tipo de impuesto y contribuyente.

Art.139.- Para tener derecho a la rebaja del porcentaje de retención a que se refiere el artículo 69 de la ley, serán admitidas las mismas garantías que para asegurar el cumplimiento de las deudas tributarias señala el artículo 80 del mismo cuerpo legal y para proceder a su determinación, calificación y aceptación se observarán las siguientes reglas:

1) A la solicitud de rebaja de porcentaje de retención se acompañarán fotocopias certificadas de los contratos de suministros de supervisión o ejecución de obra, y de la oferta presentada a la institución nacional;

2) Un detalle por partidas globales de los ingresos y de las erogaciones a realizar y la estimación razonable de lo que constituirá la renta neta;

3) El monto de la garantía no podrá ser menor al duplo de la cantidad que represente el monto del impuesto sobre la base de la renta neta estimada y en ningún caso ésta deberá ser menor al 2 1/2% de la suma total a pagársele o acreditársele al interesado; y

4) Rendida la garantía, se calificará y si es aceptada se determinará el porcentaje a retener por el saldo aún no pagado o acreditado, resolución que será comunicada al Agente de Retención para su cumplimiento.


Art.140.- Para los efectos de los artículos 68 y 70 de la ley, cuando, a una persona jurídica no domiciliada se le hubiere efectuado retención del 20% sobre las sumas provenientes de cualquier clase de renta obtenida en el país y además el 10% sobre los intereses, premios y otras utilidades provenientes de depósitos en instituciones financieras, la persona jurídica no domiciliada al elaborar su liquidación anual definitiva, deberá incluir como ingreso el monto de los intereses, premios y otras utilidades provenientes de los depósitos y al monto del impuesto resultante deberá deducir la retención total efectuada según comprobantes.


Art.141.- En el caso de las aportaciones patronales cuyas finalidades sean las expresadas en el numeral 3 del Art.32 de la ley, el contribuyente creará en su contabilidad la partida correspondiente y la nominará conforme su catálogo de cuentas.

Las cantidades afectadas a los fines indicados en la disposición a que se refiere el inciso anterior, deberán ser transferidas realmente a nombre de las Asociaciones o Cooperativas que se funden, las cuales deberán estar legalmente autorizadas por las autoridades correspondientes.

Inciso suprimido. (1)

No serán admitidos como deducibles los fondos de esta naturaleza que se creen o que estén constituidos fuera del país, ni aquellos que no estén debidamente comprobados como realmente incorporados al patrimonio o capital de la entidad.


Art.142.- Para calcular el 1% sobre los ingresos brutos obtenidos por el contribuyente provenientes de su actividad económica a efecto de enterar el pago o anticipo a cuenta no se deberán incluir en el período mensual los intereses, premios y otras utilidades que provengan directamente de los depósitos en dinero pagados o acreditados por las instituciones financieras a una persona jurídica así como también los ingresos no gravables, los dividendos y los intereses provenientes de títulos valores a que se refiere el Art. 70 de la ley. (3) Véase nota al final del Reglamento.


Concepto de Funcionario Público

Art.143.- Para efectos del literal c) del artículo 77 de la ley, se entiende por funcionario público, toda persona que desempeñe un cargo al cual accede por votación pública y directa y aquellos otros que conforme a lo que prescribe la Constitución son electos o designados en forma indirecta; éstos tienen potestad de decisión sobre los asuntos que les son confiados.


Art.144.- El presente Reglamento entrará en vigencia ocho días después de su publicación en el Diario Oficial.


DADO EN CASA PRESIDENCIAL: San Salvador, a los veintiún días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y dos.

 

ALFREDO FÉLIX CRISTIANI BURKARD,

Presidente de la República.

 

Edwin Sagrera,

Ministro de Hacienda.

 

PUBLICADO EN DIARIO OFICIAL No.235, TOMO No.317, DEL 21 DE DICIEMBRE DE 1992

REFORMAS:

(1) D.E. No.8, del 8 de enero de 1993, D.O. No.14, Tomo No.318, del 21 de enero de 1993.

(2) D.E. No.39, del 15 de abril de 1993, D.O. No.68, Tomo No.319, del 15 de abril de 1993.

(3) Por D.L. No.164, D.O. No.201, del 31 de octubre de 1994, se reformaron los Arts.66 y 72 inciso 3o. de la Ley de Impuesto sobre la Renta. En el primero se sustituyó el porcentaje de retención que era del 2% y en el segundo la cuantía del pago a Cuenta que era del 1%, cambiando al 10% y al 1.5%, respectivamente, por lo que también deben entenderse modificados los Arts. 65-A y 142 del Reglamento.

FUENTE:

Recopilación de Leyes Tributarias, Editor: Lic. Ricardo Mendoza Orantes, Impreso y Distribuido por: Editorial Jurídica Salvadoreña, 14o. edición, octubre de 1996.

tasas
educfin
Actualizaciones
educfin